Archivos de la categoría Salud Reproductiva

Del Diagnóstico al Tratamiento del Cáncer de Mama

El diagnóstico de cáncer de mama perturba la vida de quien lo vive, de sus familiares y de todas las personas cercanas, es por ello que debes conocer cuáles son los aspectos claves del padecimiento y estar preparada para afrontarlo.

Una vez que se ha confirmado a través de una biopsia que hay células de cáncer, se deberá planear el tratamiento. El médico/a especialista de primer contacto debe ser un oncólogo quirúrgico o un gineco oncólogo. Sin embargo, no es el único que intervendrá; así como el diagnóstico requiere de varios especialistas, para el tratamiento también se necesita la colaboración de diversas especialidades: oncología quirúrgica, oncología médica, radioterapia, anatomía patológica, cirugía plástica y en algunas mujeres psicología.

¿En qué consiste el tratamiento del cáncer de mama?

Usualmente se trata con cirugía, además puede requerir tratamiento complementario con radioterapia, quimioterapia o terapia hormonal. La cirugía y la radioterapia actúan a nivel local, sobre el tumor y alrededor; la terapia hormonal y la quimioterapia actúan tanto a nivel local como en todo el organismo (sistémica).

El tratamiento del cáncer de mama dependerá de la etapa en el que se diagnóstica y las características del tumor. Para saber el estadio se considera el tamaño del tumor y si hay afectación de los ganglios o se han diseminado las células a otras partes del cuerpo. A menor estadio (0 y I) la etapa es más temprana y tiene mejor pronóstico, por lo que el tratamiento puede ser menos agresivo.

  • Estadio 0 (carcinoma in situ)
  • Estadio I
  • Estadio II
  • Estadio IIIA
  • Estadio IIIB
  • Estadio IIIC
  • Estadio IV

Para conocer las características del tumor, se estudian las células de cáncer para ver la rapidez con las que crecen, la eficacia de los medicamentos o la posibilidad de que se puedan diseminar:

  • El tipo histológico, el tipo más frecuente es el carcinoma ductal que se origina en los conductos que llevan la leche hacia el pezón, otro tipo es el lobulillar que viene de los lobulillos que es donde se produce la leche. Hay otros tipos, pero son menos comunes, por ejemplo, la enfermedad de Paget del pezón o el cáncer inflamatorio del seno que se manifiesta como piel de naranja.
  • Pruebas de inmunohistoquímica.
    • Receptores de estrógeno y progesterona, se usan para medir la cantidad de receptores de las hormonas estrógeno y progesterona en el tejido con cáncer. Si se encuentran más receptores de lo normal, se le conoce al cáncer como positivo a estrógeno o progesterona (o ambos) y se inhiben estas hormonas para tener mejores resultados.
    • Prueba HER2/neu, se mide si hay concentraciones mayores del “receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano” (HER2/neu). Cuando hay concentraciones elevadas se le conoce al tumor como positivo a Her2. Este cáncer crece más rápido y es más probable que se disemine a otras partes del cuerpo. Se trata con medicamentos dirigidos a inhibir esa proteína, como el trastuzumab.
    • Cuando las pruebas son negativas a los receptores hormonales y al HER2/neu, el cáncer se conoce como triple negativo
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o es una recidiva (volvió)

Otros factores que influyen para determinar el tratamiento son la edad de la mujer, sus condiciones generales de salud y si menstrúa o ya tuvo la menopausia.

Como son varios los factores que influyen, cada paciente se debe valorar de manera individual, por el grupo de especialistas que van a participar en el tratamiento, en reuniones en las que se presenta su caso y se deciden las mejores opciones, que van desde la cirugía para conservar el pecho, hasta la mastectomía total con o sin radioterapia, quimioterapia u hormonoterapia.

 

Estos son algunos términos que puedes escuchar y sus significados:

Cirugía para conservar la mama

Es una cirugía en la que se quita solo la parte donde se encuentra el tumor y un poco del tejido que la rodea. Puede ser una elección cuando el cáncer se identifica de manera temprana. También se le conoce como: cuadrantectomía, lumpectomía, mastectomía parcial, mastectomía segmentaria, tilectomía o tumorectomía.

Mastectomía radical

Es la cirugía en la que se quita toda la mama, los músculos del pecho y los ganglios linfáticos que se encuentran debajo del brazo.

Cirugía para reconstrucción del seno

En mujeres a las que se ha extirpado todo el seno una opción es la reconstrucción, este tipo de cirugía puede iniciarse desde el momento de la mastectomía, hasta que el tratamiento haya terminado o incluso varios años después. La reconstrucción de la mama puede incluir cirugía en el otro pecho para que queden parejos en tamaño y forma.

El tiempo para la reconstrucción depende de si la mujer requiere o no radioterapia después de la operación, ya que en caso de requerirla puede ser mejor retrasar la reconstrucción.

Biopsia de ganglio linfático centinela

Es la extracción de uno o varios ganglios linfáticos a donde es más probable que las células de cáncer de la mama se diseminen. Para identificar estos ganglios, el cirujano inyecta una sustancia radioactiva o un tinte azul cerca del tumor y después usa una sonda para encontrar los ganglios linfáticos teñidos con el tinte para extraerlos y enviarlos al laboratorio de anatomía patológica para investigar si tienen células cancerosas. Los primeros ganglios en absorber la sustancia son los ganglios centinela.

Quimioterapia

Es el tratamiento con medicamentos que sirve para destruir o impedir la multiplicación de las células de cáncer, puede ser vía oral, en inyección, por infusión con suero o por la piel, dependiendo del tipo de cáncer y la etapa en la que se encuentra.

Radioterapia

Es el uso de radiación de alta energía que sirve para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño de un tumor.

Radioterapia posoperatoria.

Se dirige la radioterapia a toda la mama para disminuir la probabilidad de que el cáncer vuelva.

  • En mujeres sometidas a una cirugía de preservación de la mama,
  • cuando se encontró cáncer en cuatro o más ganglios linfáticos,
  • El cáncer se diseminó a los tejidos que rodean los ganglios linfáticos.
  • El tumor era grande.
  • El tumor está cerca o hay restos del tejido cercano a los bordes del sitio de donde se extrajo el tumor.

 Terapia sistémica posoperatoria

La terapia sistémica es el uso de medicamentos que entran al torrente sanguíneo y llegan a las células cancerosas en todo el cuerpo. La terapia sistémica posoperatoria se administra para disminuir la posibilidad de que el cáncer vuelva después de la cirugía para extirpar el tumor.

Terapia sistémica preoperatoria

La terapia sistémica es el uso de medicamentos que entran al torrente sanguíneo y llegan a las células cancerosas en todo el cuerpo. La terapia sistémica antes de la cirugía se administra para disminuir el tamaño del tumor antes de la operación.

Cáncer de mama metastásico

Es el cáncer que se ha diseminado del pecho hacia otro órgano del cuerpo, por lo general a través de los ganglios linfáticos

¿Qué preguntas deben hacerse?

Esta es una lista de preguntas que puede hacerle a su médico para entender en qué y por qué se le recomienda un tratamiento:

  • ¿Qué indican las pruebas de laboratorio?
  • ¿Cuáles fueron los resultados de los receptores de hormonas?
  • ¿Qué significa?
  • ¿Tiene alguno de los ganglios linfáticos signos de cáncer?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Cuál opción es la que más me recomienda? ¿Por qué?

Reacciones psicológicas

Es común que los sentimientos iniciales puedan ser de negación de la enfermedad o de enojo, puede también haber una etapa de negociación según las creencias religiosas, fases de depresión o angustia, pero también de aceptación y lucha. Todo depende de las experiencias previas en la vida, del carácter y de la red de apoyo emocional alrededor.

¿Qué puede hacer la pareja o familiares más cercanos?

Algunas parejas se estresan más que la mujer con cáncer por la frustración de no poder arreglar el problema, sufren de soledad cuando la mujer está en el hospital, sienten que viven en el limbo sin saber si el tratamiento funcionará, tienen dudas sobre si la pareja tendrá que cambiar su estilo de vida y trabajo, dudas de si pueden cuidar a los hijos y también son comunes los síntomas de tristeza y depresión. A veces, los problemas de pareja previos al diagnóstico de cáncer se pueden exacerbar y eso hace más difícil la situación entera.

Lo cierto es que las mujeres que tienen el apoyo de sus seres queridos tienen más probabilidades de vencer el cáncer.

Consejos prácticos

  • No se guarde los sentimientos, es importante darse la oportunidad de hablar, de expresar sus emociones de manera abierta y clara, de lo que esperan y de los miedos. Solo así se podrán dar consuelo y desarrollar la fuerza y el optimismo que se necesita para salir adelante. Hable, tome la iniciativa, aunque no sea fácil.
  • Acompañe siempre a su pareja o familiar en las visitas a la consulta o a los tratamientos, es importante cumplir con las indicaciones y no abandonar el tratamiento.
  • Lleve una libreta de notas y nunca se quede con dudas, lleve incluso las preguntas escritas. Muchas veces en la consulta y por la ansiedad todo se olvida, es mejor ir preparado/a.
  • Ayude con las tareas del día, en la casa, en la cocina, en las compras.
  • Tóquela, abrácela, muestre su cariño. Ella necesita escuchar palabras que expresen cariño, amor y optimismo
  • Si los desajustes emocionales interfieren con la vida y el tratamiento, solicite apoyo psicológico y busque grupos de ayuda

Si quiere saber más entre a la siguiente liga: cómo sobrellevar el cáncer

Cuándo se Sospecha de Cáncer de Mama

Consulta después de un resultado anormal a la mastografía o a la exploración física.

La mayoría de las consultas de evaluación diagnóstica por un síntoma anormal en los pechos o por mastografía anormal, concluyen que no es cáncer. Sin embargo, ante la sospecha, es mejor hacer estudios para descartar o confirmar que se trata de un tumor maligno. Son dos los motivos para realizar una evaluación más completa de la mama:

  • Por un resultado anormal a la mastografía, es decir BIRADS 4 o 5, o
  • Cuando se encuentran signos o síntomas de alerta como una bolita o tumoración que no se tenía antes

Hay otras condiciones especiales en las que se le puede pedir que acuda a una consulta de evaluación como es el caso de BIRADS 0 o BIRADS 3, se trata de una conducta de precaución para asegurarse de que sus pechos están bien.

¿Qué incluye la consulta?

  • Un interrogatorio dirigido para conocer los factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama, entre ellos los antecedentes familiares y reproductivos; enfermedades que se han padecido, así como los hábitos de salud.
  • Revisión de estudios anteriores: mastografías, ultrasonidos y cualquier otro estudio de los pechos. Si los tienes, es muy importante los lleves contigo a la consulta.
  • Un examen físico de los pechos para identificar cualquier anormalidad
  • Exámenes de imagen: mastografía diagnóstica o ultrasonido

Una mastografía diagnóstica

Es la que se efectúa a pacientes que tienen síntomas clínicos como una bolita palpable o secreción por el pezón (amarilla, sanguinolenta u oscura). Se realiza igual que una mastografía de detección y es común que se tomen más imágenes para revisar el área de mayor interés. En la Clínica de Mama, es revisada inmediatamente por el médico/a radiólogo. Dependiendo de los hallazgos el médico decide la conducta a seguir:

  • Cuando se encuentran hallazgos benignos negativos a cáncer, refiere con el médico familiar o ginecólogo y cita para mastografía de detección en dos años si la edad de la paciente es entre 40 y 69 años de edad.
  • Si es BIRADS 3, puede complementar con estudios de imagen adicionales y programar una cita para una nueva evaluación en 6 meses.
  • Si es BIRADS 4 y 5, dependiendo del tipo de lesión tomará una biopsia dirigida por ultrasonido o mastografía con esterotaxia.

Ultrasonido diagnóstico

En el estudio de ultrasonido se usan ondas sonoras para crear una imagen del interior de la mama. Es un estudio que no causa dolor, para revisar los pechos se desliza un transductor que es el aparato que emite las ondas y las envía a una pantalla. Es útil para diferenciar los quistes llenos de líquido de las masas sólidas. Además, ayuda a que el médico/a radiólogo dirija la aguja para tomar una biopsia de la lesión sospechosa.

Biopsia

Biopsia con aguja gruesa dirigida por ultrasonido.

La biopsia es un procedimiento a través del cual se toma una muestra del tejido que parece anormal para enviarlo a un laboratorio de anatomía patológica y ser analizado bajo el microscopio por personal médico especialista. La biopsia es el único estudio con el que se puede confirmar el diagnóstico de cáncer.

Existen varios métodos para obtener una biopsia, en relación con el cáncer de mama, hoy en día se prefiere que la mayoría de las biopsias sean dirigidas por imagen con aguja gruesa o por aspiración al vacío, en lugar de hacer un corte con bisturí y sacar la bolita. Son métodos que se pueden realizar en el consultorio cuando se cuenta con ultrasonido o mastografía con estereotaxia y la paciente regresa a casa al terminar la consulta. Antes de realizar la biopsia deberá firmar un consentimiento informado sobre el procedimiento. Posteriormente el personal de salud le informará cuándo y cómo recibirá los resultados del estudio.

Recomendaciones

  • Si usted es citada para acudir a una consulta diagnóstica hágase acompañar por un familiar o persona cercana, si tiene dudas sobre los procedimientos pregunte al personal médico hasta que todas sus dudas queden satisfechas.
  • Las siguientes son preguntas que puede hacer a su médico/a:
    • ¿Por qué necesita la biopsia?
    • ¿Qué tipo de biopsia le harán?
    • ¿Cuánto tiempo llevará que le hagan la biopsia?
    • ¿Qué cuidados debe tener el sitio de la biopsia después del estudio?
    • ¿Cuándo y dónde le entregarán los resultados?
  • Recuerde, la mayoría de las mujeres que acuden a una consulta diagnóstica no tendrán cáncer, 8 o 9 de cada 10 mujeres tendrá una patología benigna que no pone en riesgo su vida.

 

 

Lo que Debes Saber sobre la Mastografía de Detección

Mastografía de Detección

¿Qué es?

  • Es una radiografía de las mamas, que sirve para identificar anormalidades en los tejidos. Se le llama mastografía de detección cuando se realiza a mujeres sin síntomas en los pechos, para identificar anormalidades de manera temprana.
  • La mastografía de detección es para las mujeres de 40 a 69 años y no se debe realizar en el embarazo o cuando se amamanta.
  • La mastografía sirve para ver áreas anormales en el seno y ayuda al médico a decidir si se deben hacer más estudios; por ejemplo: ultrasonido o biopsia para descartar si es o no cáncer. La mastografía por si sola no es suficiente para diagnosticar cáncer.
  • Los dos cambios principales que se encuentran en la mastografía son las calcificaciones o las bolitas o bultos.

 

¿Cómo debo acudir al estudio?

  • Recién bañada para eliminar cualquier residuo de desodorante o antitranspirante, no debe aplicarse loción o talco, ya que estos productos pueden contener sales de aluminio o minerales que en las radiografías salen como manchas blancas y pueden falsear el resultado.
  • Se recomienda vestir ropa de dos piezas (pantalón y blusa o falda y blusa), ya que se le pedirá se desvista de la cintura hacia arriba (blusa y sostén).

 

¿Cómo es el procedimiento?

  • Se corroboran sus datos, después se le pide pasar a un vestidor para que se quite la ropa, collares o piercings y se le proporciona una bata.
  • Parada frente al mastógrafo, el personal técnico le ayudará a posicionar el pecho sobre la placa para tomar dos radiografías en posiciones diferentes, durante la toma es necesario comprimir el pecho y no moverse por 5 o 10 segundos.
  • El personal que lo realiza le explicará paso a paso el procedimiento, en total el estudio dura alrededor de 10 minutos.
  • Después del estudio, el personal revisará la calidad de las radiografías, ya que si no son adecuadas debe repetir el examen.

 

¿Es dolorosa la mastografía?

Durante la compresión se puede sentir molestia o dolor, va a depender de la sensibilidad de cada mujer o del día del ciclo menstrual. Para disminuir la sensación de molestia es importante relajarse durante la compresión. Por otro lado, si aún menstrua, evite hacerse el estudio una semana antes de la regla y solicite el cambio de cita para acudir siete o doce días después del inicio de la menstruación.

 

Entrega del resultado

  • De acuerdo con la Norma Oficial, los resultados deben entregarse por escrito antes de 21 días de realizado el estudio.
  • Si el estudio es insuficiente o anormal, se le llamará para hacer estudios complementarios.
  • No todos los resultados anormales significan cáncer, la mayoría de los hallazgos en las mastografías son por padecimientos benignos que no ponen en peligro su vida. Ver: Qué Significa el Resultado de la Mastografía

 

Ventajas de la mastografía

  • Identifica el cáncer de manera temprana: mientras más temprano se diagnóstica, son mejores las posibilidades de curación.
  • Cuando se diagnóstica el cáncer en etapas iniciales, el tratamiento es menos agresivo.
  • Se estima que por cada mil mujeres que se hacen la mastografía cada dos años, entre los 50 y los 69 años de edad, se evitan de tres a cuatro muertes por cáncer de mama.

 

Desventajas de la mastografía

Conocer las desventajas de la mastografía, hace más fácil saber qué se debe esperar de la prueba. Es importante entender, que los beneficios del estudio en las mujeres entre los 50 y 69 años, son mayores que las desventajas y sin duda es mucho mejor realizarse el estudio. De los 40 a los 49 años, las ventajas no son tan claras y se sabe que se benefician más las mujeres que tienen factores de riesgo para desarrollarlo.

  • Ningún estudio es perfecto, tanto por las características de la prueba, como del padecimiento o de la persona que lo desarrolla.
  • Se calcula que la mastografía no diagnostica cerca del 28% de los cánceres, especialmente en mujeres con mamas muy densas o antes de la menopausia. Esto se conoce como falso negativo, por lo tanto, si entre una mastografía y otra se detecta una bolita se debe acudir al médico cuánto antes.
  • La gran mayoría de las mujeres que sean llamadas por resultados anormales no van a tener cáncer, ocho o nueve de cada 10 tendrán una alteración benigna que no pone en riesgo su salud.
  • Sin embargo, antes de descartar el cáncer, la mujer puede experimentar varias emociones, como ansiedad, angustia, depresión o temor. El tiempo de espera para la confirmación del resultado puede parecer demasiado largo lo que puede aumentar las emociones negativas.
  • Sobrediagnóstico: Alrededor del 6.5% de los cánceres de mama que se detectan por mastografía son de crecimiento lento, tan lento que nunca pondrían en riesgo la salud o la vida de la mujer, sin embargo, no es posible saber cuáles tumores van a crecer rápido o lento, por eso debe tratarse a todas las mujeres.

 

¿Cómo se detecta el cáncer de mama?

El cáncer que más afecta a las mujeres en México, es el cáncer de mama. La buena noticia es que cuando se detecta de manera temprana, podemos tratarlo en sus etapas iniciales cuando es más fácil vencerlo.

Cinco pasos por la salud de tus mamas

  • Observa y toca tus mamas y reporta cualquier cambio a tu médico
  • Si tienes 25 o más años, solicita la exploración clínica anual y que te informen sobre los factores de riesgo
  • Si tienes entre 40 y 69 años de edad, hazte la mastografía cada dos años
  • Consume agua simple, verduras y frutas
  • Ejercita tu cuerpo y evita el sobrepeso

La detección del cáncer de mama se realiza a través de tres acciones.

Autoexploración:

  • A partir de los 20 años de edad, siguiendo la técnica que se muestra adelante. Se puede hacer cualquier día del mes, lo importante es que sepas reconocer como se sienten tus pechos, antes, durante o después del ciclo menstrual, así como durante el embarazo y la lactancia. El objetivo es que conozcas tu cuerpo, de tal manera que si aparece algo anormal lo puedas identificar y acudas con tu médico familiar de manera inmediata.

¿Qué vamos a buscar?

  • Bolita, zona dura o la piel más gruesa.
  • Hinchazón, obscurecimiento o enrojecimiento de la piel.
  • Cambios en el tamaño o la forma.
  • Hundimientos o arrugas en la piel.
  • Picazón, úlceras o llagas en el pezón.
  • Secreción por el pezón que es amarillenta o sanguinolenta.
  • Dolor reciente y que no desaparece.

Técnica de Autoexploración

Observación

Observa

Desnuda de la cintura para arriba y de pie frente a un espejo, coloca los brazos a lo largo del cuerpo y observa la forma y tamaño de sus mamas

Junta las manos detrás de la cabeza y pon los codos hacia delante, observa si hay algún cambio en la forma o superficie de las mamas. Busca hundimientos, desviación del pezón, o cambios en la forma de sus pechos.

Después coloca las manos en la cintura y empuja los hombros y codos hacia delante, al mismo tiempo inclínate un poco al frente. De nuevo busca hundimientos, desviación del pezón, o cambios en la forma de sus pechos.

Palpación

Toca

De pie, levanta el brazo izquierdo y pon la mano detrás de la nuca, con la yema de los dedos de la mano derecha revisa toda la mama izquierda, con movimientos en forma circular de afuera hacia adentro.

Presta especial atención a la parte externa del pecho que está junto a la axila, busca zonas duras o dolorosas. Para

terminar, aprieta suavemente el pezón con la yema de los dedos y observa si hay alguna secreción (esta puede ser transparente, blanca, verde o sanguinolenta).

El mismo procedimiento para la mama derecha.

Acostada, con una toalla enrollada debajo del hombro derecho, pon el brazo izquierdo por encima de la cabeza y con la mano derecha revisa el pecho de la misma manera que cuando lo hiciste parada. Esta posición, hace que la mama quede plana y sea más fácil su revisión. Usar los mismos movimientos.

Puedes también realizar la exploración mientras te bañas, el agua y el jabón ayudan a que los dedos se deslicen con suavidad sobre la mama, repite los pasos.

 

Exploración clínica:

  • Es la revisión de los pechos, efectuada por personal médico o de enfermería cada año, a partir de los 25 años de edad. Durante el examen es importante aprovechar la orientación y preguntar para resolver cualquier duda sobre como revisar tus pechos.

 

Mastografía de detección:

  • Es un estudio de rayos X, que se realiza a mujeres de los 40 a 69 años de edad, sin síntomas o signos de enfermedad en los pechos. El estudio se repite cada dos años.
  • La mastografía no previene el cáncer de mama, solo ayuda a encontrarlo más rápido si está presente.

Factores Protectores y de Riesgo para el Cáncer de Mama

Las causas del cáncer de mama son multifactoriales, eso significa que se relacionan con varios factores que juntos interactúan para ocasionar el crecimiento anormal de las células cancerosas. El cáncer de mama se ha estudiado mucho, de tal manera que se tienen identificados los factores que nos ayudan a prevenir el cáncer y aquellos que aumentan la probabilidad de desarrollarlo.

Actualmente no hay una manera 100% efectiva para prevenir el cáncer de mama, pero si se puede disminuir el riesgo, adoptando los siguientes hábitos saludables:

Factores protectores contra el cáncer de mama.

  • Alimentación, una dieta sana y equilibrada reduce el riego de padecer cáncer, entre ellos el de mama:
    • Lleva una dieta rica en frutas y verduras, con al menos 4 o 5 porciones al día.
    • Come cereales integrales que tienen más fibra (pan integral, multigrano)
    • Agrega una porción al día de leguminosas como frijoles, lentejas, habas o garbanzos
    • Prefiere el pescado y disminuye el consumo de carnes rojas a dos veces por semana.
    • Consume las grasa buenas: aguacate, pescados, frutos secos como nueces, almendras, aceite de olivo.
    • Disminuye las grasas animales (manteca de cerdo o mantequilla)
    • Evita las bebidas azucaradas y las grasas trans (aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados también conocidos como manteca vegetal).
  • Haz ejercicio, hay evidencia de que la actividad física reduce el riesgo de varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama, haz ejercicio por lo menos media hora al día.
  • Mantén un peso adecuado, con una alimentación sana y el ejercicio puedes mantener el peso adecuado.
  • Dar seno materno, las mujeres que amamantan tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama, mientras más tiempo dan pecho mayor es la protección.
  • No abusar del alcohol o no consumirlo, no beber más del equivalente a una copa al día.

 

Por otro lado los factores de riesgo para el cáncer de mama son:

  • Edad, a mayor edad mayor riesgo, el grupo de edad en el que se presentan más número de casos es en mujeres mayores de 50 años.
  • Antecedentes personales, si has tenido cáncer de mama en un pecho, tiene mayor riesgo de desarrollar cáncer en el mismo pecho o en el otro.
  • Antecedentes familiares, si algún miembro de tu familia como madre, hermana o hija tuvieron cáncer de mama, tienes un mayor riesgo de padecerlo.
  • Factores genéticos, los genes BRCA1 y BRCA2 producen proteínas que protegen del cáncer, cuando estos genes tienen defectos las mujeres tienen hasta un 80% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama en algún momento de la vida.
  • Edad a la primera menstruación antes de los 11 años o la menopausia después de los 54 años de edad.
  • No haberse embarazado o tener hijos/as después de los 30 años de edad. Después del primer embarazo las concentraciones estrógenos disminuyen, las mujereres que nunca se han embarazado han tenido mayor exposición a los estrógenos.
  • Densidad mamaría, las mujeres con tejido mamario denso tienen mayor riesgo, con frecuencia la densidad de mamas se hereda, pero también se presentan en mujeres jóvenes que no han tenido hijos o que consumen alcohol.
  • Exposición a radiaciones en el torax, como radiografías de tórax, dentales o por radiaciones para el tratamiento de algún cáncer. El riesgo aumenta si la exposición es antes de los 20 años.
  • Tener sobrepeso y obesidad, en mujeres que han experimentado la menopausia y tienen sobrepeso y obesidad, existe mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. El sobrepeso se puede asociar a una dieta rica en azúcar o grasas, como las grasas trans, que se encuentran en productos procesados y que son más dañinas que cualquier otro tipo de grasa. Con frecuencia se agrega la falta de ejercicio o actividad física.
  • Inactividad física, especialmente en mujeres después de la menopausia, nunca es tarde para comenzar, actividades como caminar o bailar pueden ser un buen inicio.
  • Consumo de alcohol y tabaco, mujeres que beben más del equivalente a una copa de alcohol al día o fuman tienen mayor probabilidad de padecer cáncer.
  • Terapia hormonal después de la menopausia, antes de iniciar terapia hormonal de reemplazo debe ser evaluada por un médico y hacer una mastografía. No se recomienda el uso de hormonales por más de cinco años.

La prevención está en tus manos, lleva una vida saludable para ti y tu familia.