Factores Protectores y de Riesgo para el Cáncer de Mama

by olgageorgina on 24/03/2018

Las causas del cáncer de mama son multifactoriales, eso significa que se relacionan con varios factores que juntos interactúan para ocasionar el crecimiento anormal de las células cancerosas. El cáncer de mama se ha estudiado mucho, de tal manera que se tienen identificados los factores que nos ayudan a prevenir el cáncer y aquellos que aumentan la probabilidad de desarrollarlo.

Actualmente no hay una manera 100% efectiva para prevenir el cáncer de mama, pero si se puede disminuir el riesgo, adoptando los siguientes hábitos saludables:

Factores protectores contra el cáncer de mama.

  • Alimentación, una dieta sana y equilibrada reduce el riego de padecer cáncer, entre ellos el de mama:
    • Lleva una dieta rica en frutas y verduras, con al menos 4 o 5 porciones al día.
    • Come cereales integrales que tienen más fibra (pan integral, multigrano)
    • Agrega una porción al día de leguminosas como frijoles, lentejas, habas o garbanzos
    • Prefiere el pescado y disminuye el consumo de carnes rojas a dos veces por semana.
    • Consume las grasa buenas: aguacate, pescados, frutos secos como nueces, almendras, aceite de olivo.
    • Disminuye las grasas animales (manteca de cerdo o mantequilla)
    • Evita las bebidas azucaradas y las grasas trans (aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados también conocidos como manteca vegetal).
  • Haz ejercicio, hay evidencia de que la actividad física reduce el riesgo de varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama, haz ejercicio por lo menos media hora al día.
  • Mantén un peso adecuado, con una alimentación sana y el ejercicio puedes mantener el peso adecuado.
  • Dar seno materno, las mujeres que amamantan tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama, mientras más tiempo dan pecho mayor es la protección.
  • No abusar del alcohol o no consumirlo, no beber más del equivalente a una copa al día.

 

Por otro lado los factores de riesgo para el cáncer de mama son:

  • Edad, a mayor edad mayor riesgo, el grupo de edad en el que se presentan más número de casos es en mujeres mayores de 50 años.
  • Antecedentes personales, si has tenido cáncer de mama en un pecho, tiene mayor riesgo de desarrollar cáncer en el mismo pecho o en el otro.
  • Antecedentes familiares, si algún miembro de tu familia como madre, hermana o hija tuvieron cáncer de mama, tienes un mayor riesgo de padecerlo.
  • Factores genéticos, los genes BRCA1 y BRCA2 producen proteínas que protegen del cáncer, cuando estos genes tienen defectos las mujeres tienen hasta un 80% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama en algún momento de la vida.
  • Edad a la primera menstruación antes de los 11 años o la menopausia después de los 54 años de edad.
  • No haberse embarazado o tener hijos/as después de los 30 años de edad. Después del primer embarazo las concentraciones estrógenos disminuyen, las mujereres que nunca se han embarazado han tenido mayor exposición a los estrógenos.
  • Densidad mamaría, las mujeres con tejido mamario denso tienen mayor riesgo, con frecuencia la densidad de mamas se hereda, pero también se presentan en mujeres jóvenes que no han tenido hijos o que consumen alcohol.
  • Exposición a radiaciones en el torax, como radiografías de tórax, dentales o por radiaciones para el tratamiento de algún cáncer. El riesgo aumenta si la exposición es antes de los 20 años.
  • Tener sobrepeso y obesidad, en mujeres que han experimentado la menopausia y tienen sobrepeso y obesidad, existe mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. El sobrepeso se puede asociar a una dieta rica en azúcar o grasas, como las grasas trans, que se encuentran en productos procesados y que son más dañinas que cualquier otro tipo de grasa. Con frecuencia se agrega la falta de ejercicio o actividad física.
  • Inactividad física, especialmente en mujeres después de la menopausia, nunca es tarde para comenzar, actividades como caminar o bailar pueden ser un buen inicio.
  • Consumo de alcohol y tabaco, mujeres que beben más del equivalente a una copa de alcohol al día o fuman tienen mayor probabilidad de padecer cáncer.
  • Terapia hormonal después de la menopausia, antes de iniciar terapia hormonal de reemplazo debe ser evaluada por un médico y hacer una mastografía. No se recomienda el uso de hormonales por más de cinco años.

La prevención está en tus manos, lleva una vida saludable para ti y tu familia.

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: