Leche, calcio y osteoporosis

by olgageorgina on 03/02/2016

La Leche

Uno de los alimentos de los que se dicen muchas tonterías últimamente es la leche, no las mencionaré porque son muchas, mejor insistiré en que es una bebida sana y una fuente muy importante de calcio.

A partir de la primera hora y hasta los dos años de edad la mejor leche es la materna, tiene todos los nutrientes que el bebé necesita, además es limpia, contiene anticuerpos contra las enfermedades más frecuentes de la infancia, mejora el desarrollo físico e intelectual y tiene beneficios para el bebé y la madre.

Si por alguna razón válida no se puede alimentar con leche materna, se puede dar algún sucedáneo de leche materna. La leche de vaca entera (pasteurizada) se recomienda del año de edad hasta los dos años.

Después de los dos años de edad, la mejor leche es la semidescremada o descremada. En niños y adolescentes hasta los 18 años, se recomiendan dos vasos de leche por día y en adultos de uno a un máximo de dos vasos diarios. Los requerimientos de leche son menores cuando la alimentación diaria tiene otros alimentos ricos en calcio.

lacteos

El Calcio

El calcio es el mineral más abundante en nuestro cuerpo, tiene varias funciones vitales, entre ellas: la construcción y mantenimiento de los huesos y dientes, la coagulación de la sangre, la transmisión de los impulsos nerviosos o la regulación del ritmo del corazón.

El 99% del calcio necesario se almacena en los huesos y dientes y el 1% restante en la sangre y otros tejidos.

Cuando falta calcio en la sangre y otros tejidos, el cuerpo la toma de los huesos. Los niños y adolescentes, las personas mayores de 70 años, las mujeres embarazadas o las que están amamantando, tienen mayores necesidades de calcio

La Osteoporosis

Los huesos son un tejido vivo que crece hasta el final de la adolescencia, se construye pero también se desgasta continuamente. En personas con alimentación sana y ejercicio se gana hueso hasta los 30 años, después de esta edad el hueso se desgasta. Cuando el desgaste es muy acelerado como ocurre después de la menopausia, en personas que fuman, no hacen ejercicio o con antecedentes familiares, se corre un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis.

En la osteoporosis los huesos se vuelven frágiles y es más fácil que se rompan. Las mujeres tienen mayor propensión a desarrollarla, pero el riesgo de enfermar es mayor por arriba de los 70 años en ambos sexos.

Un 25% de toda la osteoporosis puede prevenirse si desde la infancia se construyen huesos fuertes y sólidos. Por eso es indispensable a lo largo de toda la vida:

  • Tener una dieta diaria bien balanceada que contenga calcio y vitaminas D y K, por ejemplo: productos lácteos (leche, yogurt, quesos), leche fortificada de soya o almendras, tortillas, frijoles, garbanzos, lentejas, almendras, espinacas, acelgas, brócoli, repollo, sardinas o charales.
  • Hacer ejercicio fortalece los huesos: caminar, correr, subir escaleras, bailar, hacer pesas, yoga o tai chi.
  • No fumar, no beber refrescos de cola y no beber alcohol en exceso porque alteran el metabolismo del hueso y aceleran su destrucción. También se debe evitar tomar mucho café (4 o más tazas al día).

Recuerda, cuida tu salud.

Publicado en El Gráfico en agosto de 2013

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: